La Montaña (Tadasana/Samasthiti)

La posición de la Montaña (Tadasana o Samasthiti) es una de las posiciones más esenciales en prácticamente cualquier tipo de yoga ya que marca la base en la que se construyen posturas subsecuentes. Se podría decir que la postura de la Montaña o Tadasana (del sánscrito, Tada-montaña y Asana-postura) es la postura de la que nacen el resto de posiciones de yoga que se hacen de pie y muchas inversiones, ya que se aplica el mismo alineamiento, posición de los músculos y concentración.
Por esta razón es muy importante aprender a mantener la posición del a montaña de una manera adecuada, ya que va a ser la posición fundacional de otras muchas.

BENEFICIOS DE LA POSICIÓN DE LA MONTAÑA (TADASANA/SAMASTHITI)

La posición de la montaña pone en funcionamiento casi todos los músculos del cuerpo cuando ejecutada de manera correcta. Ayuda a mejorar nuestra postura y practicada con asiduidad ayuda a aliviar el dolor de espalda. Asimismo refuerza muslos rodillas y tobillos.

CÓMO HACER LA POSTURA DE LA MONTAÑA (TADASANA/SAMASTHITI)

  • Posiciónate de pie, con los brazos a los lados del cuerpo y con los pies juntos, los dedos gordos de los pies tocándose.
  • Haz unas cuantas respiraciones aquí, comienza a traer tu atención hacia adentro y concéntrate en la postura
  • Levanta todos los dedos de los pies, extiéndelos separándolos todo lo que puedas en el aire y desde ahí vuelve a ponerlos sobre la esterilla de yoga.
  • Presta atención a la planta de los pies y asegúrate de que repartes el peso de manera equitativa entra la parte de adelante y de atrás, hacia dentro y hacia afuera. Enraíza tus pies firmemente en el suelo.
  • Activa tus cuadriceps y nota como la parte de arriba de tus muslos se eleva y rota levemente.
  • Asegúrate de que tienes la pelvis en posición neutral de modo que los huesos de las caderas apunten hacia delante (no hacia arriba o hacia abajo)
  • Abre el pecho en dirección hacia el techo de la habitación y siente como los omoplatos se mueven hacia las costillas de tu espalda.
  • Mantén tus brazos rectos y firmes con los dedos extendidos.
  • Alarga tu cuello hacia el techo pero mantén tu mirada hacia tu cabeza mirando hacia el frente.

Tadasana es un claro ejemplo de postura de yoga en la que se ponen claramente de manifiesto dos fuerzas opuestas actuando al mismo tiempo. Por un lado has de sentir una fuerza que te enraíza hacia el suelo y te mantiene firme. Por otro lado una segunda fuerza que te empuja hacia arriba desde la parte de arriba de tu cabeza, alargando toda tu columna vertebral.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *