¿Qué es el yoga?

La palabra “yoga” tiene diferentes significados dependiendo del contexto. Así ha sido a lo largo de la historia, sin embargo en los últimos años debido su proliferación y expansión en occidente, el número de posibles definiciones de lo que es el yoga se ha multiplicado exponencialmente. 

Hoy en día distintos estudios de yoga o distintos instructores crean su propia definición para adaptarlo al tipo de yoga o al método que ellos imparten.

EL YOGA HISTÓRICAMENTE
Sin embargo, si echamos la vista atrás, ahondando en sus raíces históricas, antes de que el yoga se convirtiese en lo que es hoy, podemos encontrar una definición “clásica” de lo qué es el yoga. Concretamente existen tres reconocidos textos clásicos que explican qué es el yoga:

Los Yoga Sutras de Patanjali: En este texto el sabio Patanjali ofrece la más básica definición del yoga: “yogaś-citta-vŗtti-nirodhaḥ” en sánscrito, que se podría traducirse como “el yoga es el proceso por el cuál los estados cambiantes de la mente se tranquilizaan”, es decir, según está definición tradicional de yoga, el yoga sería un proceso a través del cuál alcanzamos un estado en el que nuestra mente está en plena quietud y no nos dejamos llevar por nuestros pensamientos. 

El Bhagavad Gita: este texto reitera en la definición de Patanjali y ofrece además tres caminos adicionales del yoga: el yoga del conocimiento (jnana-yoga), el yoga de acción (karma-yoga), y el yoga de la devoción (bhakti-yoga).

El Hatha Yoga Pradipika: escrito por Yogi Swatmarama ofrece una serie de prácticas físicas para purificar el cuerpo para así poder purificar la mente. Este texto está considerado como el origen de otras muchas formas de yoga. 

EL YOGA HOY EN DÍA
Tal y como hemos mencionado previamente, a día de hoy hay muchas maneras de entender el yoga, y para distintas personas y en distintas circunstancias significa algo diferente. 

No existe una única definición contemporánea del yoga. En la actualidad muchas personas asocian el yoga tan sólo con la parte física, (asana), la práctica de una serie de posturas, en una determinada secuencia de una determinada manera. Mucha gente percibe el yoga como una rutina de ejercicio físico más, del mismo modo que el aerobic, spinning o cualquier otra clase. La proliferación de estudios de yoga y la introducción de clases de yoga en gimnasios ha contribuido en gran parte a ello (del mismo modo que ha ayudado a hacer llegar el yoga a un público mayor). 

Sin embargo es importante tener presente que en su esencia, el yoga va mucho más allá de una serie de posturas físicas. La “asana” (posturas físicas) es tan sólo uno de los ocho pasos del yoga. Y es que en su definición original, existen ocho disciplinas o ramas, que teóricamente suceden de manera secuencial (una después de la otra), y que todas ellas componen la disciplina del yoga. Dentro de esas disciplinas, la asana (posturas) es tan sólo la tercera.